Ordenanza de residuos urbanos

Obligaciones de los ciudadanos

 

En el esfuerzo conjunto de Ayuntamiento y ciudadanos para lograr la adecuada recuperación de los residuos, los segovianos debemos cumplir unas normas por exigencias de la convivencia social. Estas normas reconocen derechos, como el de disfrutar de un medio ambiente adecuado, y también fijan deberes (en caso de incumplirlos, los ciudadanos podrán ser sancionados).

reciclar

Obligaciones generales

  • Separar los residuos y depositarlos en los contenedores o puntos de recogida correspondientes, contenidos en bolsas o recipientes debidamente cerrados.
  • Reducir el volumen de los residuos, compactándolos de manera que se aproveche al máximo la capacidad de las bolsas y los contenedores.
  • Cumplir con los horarios de depósito y entrega de residuos.
  • Comunicar al Ayuntamiento o a los agentes de la autoridad la existencia de residuos abandonados en la vía o espacios públicos.

 

Prohibiciones generales

  • Arrojar, tirar, abandonar o depositar cualquier tipo de residuo en la vía o espacios públicos, en la red de alcantarillado y en los solares y fincas.
  • Manipular contenedores o su contenido.
  • Colocar vehículos u otros elementos delante de los contenedores ubicados en la vía pública o de forma que se impida su vaciado.
  • Depositar los residuos de forma incorrecta, como por ejemplo haciéndolo en contenedores distintos a los específicos para cada tipología, mezclando los diferentes tipos de fracciones u obstruyendo la boca de recepción de los contenedores.

Sanciones

La colaboración para la correcta gestión de los residuos urbanos de Segovia es un compromiso de todos los ciudadanos; en caso de no cumplir con la normativa marcada por la nueva ordenanza, y mediante el servicio de inspección y vigilancia, se determinará el inicio de expediente administrativo sancionador. En función de la gravedad de la infracción, la sanción económica puede variar entre un mínimo de 100 euros y un máximo de 3.000 euros.