Educar a los niños en el reciclaje

Educar a los niños en el reciclaje
La mejor manera de educar a nuestros hijos para que sean respetuosos con el medio ambiente es hacerlo de forma natural, es decir, llevando a cabo nosotros mismos gestos sostenibles, como por ejemplo separar los residuos que generamos o reutilizar materiales.

Y, aunque debemos predicar con el ejemplo, hay otros pequeños trucos que podemos seguir. Por ejemplo, dejar que sean ellos los que hagan los carteles de los distintos cubos de la basura. Dibujando los tipos de residuos destinados a cada balde no se olvidarán de dónde tienen que depositar las servilletas usadas, los envases de yogur, etc.

Dar una segunda vida a los materiales que ya no usamos es otro sencillo gesto que ayudará a que los más pequeños tomen conciencia de la importancia y los beneficios de reciclar. Existen infinidad de manualidades para hacer con material reciclado, e incluso podemos usar los residuos para jugar. Por ejemplo, podemos recopilar botellas de plástico vacías y organizar una divertida partida de bolos con toda la familia.

Y, por supuesto, es esencial explicarles el porqué del reciclaje. Los niños, sobre todo a cierta edad, quieren saber el motivo de las cosas; por eso debemos aprovechar su curiosidad para darles a conocer que reciclar no es un capricho, sino un gesto necesario para cuidar nuestro planeta.

Los beneficios de llevar a cabo pequeñas iniciativas como éstas se irán viendo con el paso del tiempo, cuando los niños crezcan y hagan de las prácticas del reciclaje su forma de vida habitual.

Lo mejor para educar a los pequeños en el reciclaje es dar ejemplo con gestos sostenibles.